sábado

Consejos: La curación con zumos

Inagotable fuente de vitaminas, minerales y enzimas, el zumo natural no es sólo una refrescante bebida sino uno de los mejores tónicos que existen para la salud y el bienestar general. Cada fruta presenta propiedades terapéuticas específicas que ayudan a resolver diversos malestares habituales. Insisto en lo de "ayudan", porque únicamente con estos zumos no se puede curar una enfermedad, y en cualquier caso, es imprescindible acudir a un médico. Y una vez aclarado esto, pongo algunas de las propiedades curativas de las frutas y hortalizas.

DE ZANAHORIA: Consumido frecuentemente, combinado con el de otras frutas y hierbas verdes (manzana, menta, pera...), es un excelente remedio contra el acné. Probar tomando el zumo de 4 zanahorias mezclado con el de una pieza de manzana. Es útil también para desintoxicar los tejidos y contribuye a alcalinizar el torrente circulatorio.

DE PIÑA: Es extraordinario para combatir la artritis reumatoidea porque contiene un enzima con propiedades antiinflamatorias. Hay que evitar sin embargo el zumo de limas, limones, naranjas y pomelos si se tiene esta enfermedad. Probar con un zumo de piña al que se le agregará una cucharada de germinado de trigo o de cebada verde.

DE UVA: La uva cruda, especialmente la negra, tiene fama de ser una excelente terapia para el cancer cuando se consume como dieta exclusiva durante períodos prolongados. La uva desintoxica todos los tejidos y órganos y restaura la integridad orgánica de las células afectadas, Se recomienda 1-2 kilos de uva negra al día, durante una semana, un mes o más, masticando también los hollejos y las semillas.

DE APIO: Los zumos de apio, nabo, berro, col rizada, perejil y espárragos, aunque no puedan gustar a mucha gente, son muy ricos en magnesio y, por tanto, muy indicados para relajar los músculos bronquiales en casos de asma. También es útil, en caso de padecer esa dolencia, añadir 2 cucharadas de zumo de limón a cualquier vaso de zumo que se beba.

DE COL: EL zumo fresco de coles crudas ha demostrado su eficacia en la curación de úlcera graves de estómago y del tracto intestinal. La col cruda contiene una elevada concentración de cloro y azufre orgánicos, que limpian las membranas mucosas del estómago y los intestinos, donde suelen formarse los tejidos cancerosos. En general se recomienda tomar el zumo de col combinado con zumo de zanahoria, (125 c.c. de zumo de col por 250 c.c. de zumo de zanahoria), 3 veces al día.

DE ARÁNDANOS: Es muy bueno para toda clase de infecciones renales y urinarias y también para la glándula tiroides hipoactiva (en parte porque se suelen cultivar en terrenos ricos en yodo). Su sabor algo fuerte combina perfectamente con el zumo de melón y de manzana.

DE REMOLACHA: El zumo de remolacha es sumamente beneficioso, pues desintoxica el hígado y purifica la sangre. Con lo que también es bueno para el cáncer de este órgano.

DE BRÓCOLI: Contiene ácido pantoténico, presente también en otras verduras de hoja verde como la col y el diente de león, resultando muy bueno para aliviar casos de estrés. En tales casos, probar con un zumo hecho con 4 o 5 zanahorias, 2 hojas de espinacas o col y 2 ramitas de brócoli, y sazonado con unas gotitas de limón y una pizca de sal.

DE ALFALFA: Es una gran fuente de clorofila. La clorofila es un gran regenerador celular. Regenera los intestinos, mejora todas las funciones del organismo y asegura una vejez vigorosa.

DE TOMATE: Excelente purificador de riñones. El cóctel especial de zumo de tomates con el zumo de limón es muy bueno para la obesidad y para aquellos que sufren demasiada acidez. Siendo también magnifico para el reumatismo, artritis y neuritis y mitiga los dolores de cabeza. Además elimina las toxinas y cura las llagas. Para todos estos casos se tomará un vaso de zumo de tomate mezclado con zumo de limón. Otro cóctel, rico en potasio y esplendido para la artritis, es el zumo de tomates con un poco de perejil bien picado.

DE MANZANA: Contiene múltiples aminoácidos como: Cisteina (Componente de los tejidos. Elimina las toxinas del hígado); glicina (antiácido natural y responsable del sistema inmunitario) arginina (Muy necesaria para el crecimiento muscular y la reparación de los tejidos, responsable junto a la glicina del sistema inmunitario), histidina (vasodilatador y estimulador del jugo gástrico. Combate la anemia, la artritis y es muy útil para las úlceras), Isoleucina (Necesaria para un crecimiento adecuado y para el equilibrio del nitrógeno), Lisina (Interviene en la producción de anticuerpos, la construcción de los tejidos y la absorción del calcio), Serina (ayuda a fortalecer el sistema inmunitario) Valina (Favorece el crecimiento infantil y interviene en el equilibrio del nitrógeno), Metionina (necesaria para la producción de la cisteina, ayuda a combatir el colesterol). En definitiva, es buena para todo.

Fuentes:
Especial Trucos Diez Minutos: Las soluciones más ingeniosas para el día a día. Año 2002
EL TAO DE LA SALUD EL SEXO Y LA LARGA VIDA de Daniel Reid.

Y para quién le interese este tema, pongo un pdf sobre Los mejores zumos para las curaciones, que os podéis descargar en un momento desde Megaupload.